Beneficios de los probióticos para la salud

Beneficios de los probióticos en nuestra salud

Nuestro sistema digestivo está colonizado por una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias llamadas “buenas o saludables” viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por el estrés, la alimentación, las enfermedades, o algunos medicamentos. En una persona sana, las bacterias benignas (hay más de 400 tipos distintos) actúan como una escuadrilla de policía: al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, haciendo de barrera para evitar la colonización del intestino por gérmenes patógenos.

Ingerir alimentos probióticos es un a manera segura y simple de mejorar la población de bacterias beneficiosas del intestino, ya que promueven su desarrollo.

Un sistema digestivo saludable tiene el equilibrio correcto de bacterias “buenas” y bacterias “malas”. Si se altera este equilibrio, esto puede afectar a la salud.

Los estudios demuestran que los beneficios de consumir probióticos se centran principalmente en una mejora de la salud intestinal y de la función inmunitaria ya que favorecen la actividad de los mecanismos inmunitarios de la mucosa intestinal por lo que ayudan a prevenir y reducir la gravedad de los resfriados o la gripe.

También sirven para:

  • Prevenir o tratar algunas enfermedades gastrointestinales, incluso la diarrea infecciosa, la diarrea posterior al uso de antibióticos, el síndrome del intestino irritable y la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Prevenir algunas manifestaciones alérgicas (rinitis, eczema atópico).
  • Tratar y prevenir los cólicos en el lactante.
  • Prevenir las caries.

alimentos ricos en probioticos

Entre sus posibilidades terapéuticas, podría estar incluso la prevención del cáncer de colon, ya que la flora intestinal interviene en esta patología y existe una estrecha relación entre el tipo de dieta y esta neoplastia maligna.

Hay muchos tipos o cepas diferentes de probióticos disponibles. La mayoría son de la variedad Lactobacillus y Bifidobacterium. Para que los probióticos tengan el efecto deseado en las personas, su consumo debe ser regular y sostenido en el tiempo. Una vez que se suspende su ingesta, desaparece el efecto.

Sin comentarios
Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe gratis en tu email nuestro recetario de zumos!
x