La lista de alimentos a los que un diabético debe decir “no”

alimentacion para diabeticos

Cuidar la dieta es una asignatura clave para cualquier persona y adquiere si cabe más relevancia en aquellos casos en los que los comensales padecen diabetes. Tener claro qué alimentos son favorables y cuáles no es un principio básico para evitar poner en jaque la salud y afrontar el día a día de una manera tranquila y saludable.

Más allá del lado apetitoso que acompaña a algunos alimentos prohibidos para las personas que padecen diabetes es importante destacar que en la mayoría de los casos, esos ingredientes o platos tentadores son también poco saludables para el resto de personas por sus elevados niveles de azúcar o de grasas.

Con la palabra saludable en mente, el siguiente paso es elaborar y grabar a fuego esa clasificación de comidas enemigas a las que se debe saber decir no para evitar las complicaciones en la diabetes. Una lista integrada principalmente por alimentos como:

Azúcar: ya sea azúcar blanca, morena o cualquier edulcorante, este ingrediente común y frecuente en diferentes alimentos no es bienvenido en las despensas de las personas afectadas por diabetes. Junto a él tampoco recibirán una mejor atención aquellos productos elaborados con chocolate o algún tipo de derivados, ya que su ingesta es altamente perjudicial al elevar los niveles de glucosa en sangre.

Bebidas gaseosas o zumos: la presencia de un alto contenido de azúcar en estos tentadores refrescos o combinaciones de frutas envasadas los convierten también en unos productos completamente desechables.

Fritos: esta forma de preparar los alimentos se gana el distintivo rojo que la coloca en zona de peligro para las personas diabéticas por los altos niveles de grasa que cocinar de esta manera aporta al organismo. Una vía que más vale la pena sustituir por otros métodos como los asados o la apuesta por preparar algunas comidas cocidas o hervidas.

Carnes y embutidos: es importante evitar la ingesta de aquellos alimentos que al igual que en el caso anterior supongan una ración extra de grasas. Una realidad que suele acompañar a productos como los embutidos o determinados tipos de alimentos cárnicos.

“El control de la dieta es primordial para eliminar todos aquellos alimentos que por su composiciones pueden erosionar la salud o la calidad de las personas que padecen diabetes”

Frutas: pese al lado saludable que acompaña a muchas frutas, hay algunas que por sus elevadas concentraciones de azúcar se ganan también la etiqueta de poco saludables en las dietas más acordes para las personas con diabetes. Un grupo en el que figuran algunos alimentos como el mango, las uvas, los plátanos, las chirimoyas o las pasas.

Sal: la sal se perfila como otro de los elementos base que tampoco casa bien en las dietas de los diabéticos. Se trata de un producto que se debe evitar tanto en su forma original como bajo otras presentaciones, en las que su sabor se deje notar como es el caso de algunos aperitivos envasados.

Lácteos: se trata de unos alimentos cuyo consumo debe vigilarse si se presentan en su versión entera dado su alto porcentaje de grasas y también de azúcar. Más allá de la leche, los quesos están también en el punto de mira y debe prestarse atención antes de ingerirlos a si lucen o no la etiqueta de descremados o productos en su versión light.

Con estas pautas sobre la mesa, la pelota está ahora en manos de las personas que conviven día a día con la diabetes. A su alcance existe en la actualidad un importante volumen de información y de guías especializadas para ayudarles a despejar cualquier tipo de duda, además de controlar aquellos indicadores como es el caso de las grasas o del colesterol que puedan representar un peligro para su salud.

Sin comentarios
Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe gratis en tu email nuestro recetario de zumos!
x